U10 Promoción del Guión U10

10.1 Propiedad intelectual
De acuerdo con el Observatorio Iberoamericano del Derecho de Autor, el concepto “obra” significa una creación intelectual original de carácter artístico o literario, susceptible de reproducirse o divulgarse; y la “originalidad” implica que la obra debe ser expresión de la personalidad creadora de su autor, y en otro contexto, que no sea copiada de otra preexistente. El concepto de “autor” lo define como la persona o personas que realizan la creación intelectual, las personas que concibe en su mente la creación y que luego la plasma o expresa en una obra. Y finalmente, señala que el concepto de “propiedad intelectual” parte de la idea de que las creaciones intelectuales del ingenio y el talento, son bienes inmateriales susceptibles de apropiación y buscando incentivar la creación intelectual, se reconoce al autor una especie de monopolio sobre la explotación de esos intangibles; siendo el Derecho de autor la protección legal sobre las creaciones artísticas y literarias.

10.1.1 Legislación vigente de Derechos de Autor
La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) es un organismo especializado de las Naciones Unidas que tiene como objetivo desarrollar “un sistema de propiedad Intelectual internacional, que sea equilibrado y accesible y recompense la creatividad, estimule la innovación y contribuya al desarrollo económico, salvaguardando a la vez el interés público”, así como “fomentar la protección de la propiedad intelectual en todo el mundo mediante la cooperación de los Estados y la colaboración con otras organizaciones internacionales”.

La legislación vigente sobre derecho de autor cambia de un país a otro y existen varios espacios en red donde encontrar recursos informativos sobre las leyes de autor en cada país, como el sitio del Instituto Autor o el del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe.

10.2 Asociaciones de escritores y guionistas
Existe una organización internacional que agrupa a las asociaciones nacionales de protección a los derechos de autores, la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores (CISAC), dentro de la cual se establecen convenios internacionales de mutua colaboración para la defensa de los derechos de autor, tanto dentro como fuera de los territorios nacionales de cada uno de los países afiliados.

En cada país iberoamericano hay por lo menos una asociación de escritores y/o de guionistas, que ofrecen al autor (Argentores) “protección legal, tutela jurídica y administración de los derechos de autor y, a través de estas acciones, el enaltecimiento de la producción del autor destinada al teatro, cine, radio y televisión”, “beneficios económicos y sociales derivados de la reproducción, difusión comercial y explotación por cualquier medio de su obra escrita” (Sogem).

Además las asociaciones suelen ser el medio más cómodo para realizar el registro de una obra ante las autoridades competentes, generalmente las instituciones nacionales del derecho de autor, pues es una de sus funciones principales. Y en torno a la relevancia del trabajo del guionista y su trabajo en la industria audiovisual, la declaración de principios de Alma, el sindicato de guionistas, es muy clara: “Si eres un guionista profesional y alguna vez has firmado un contrato con la extraña sensación de vender algo muy valioso por muy poco, ALMA es tu sindicato” pues tiene como objetivo “conseguir que a los guionistas se les reconozca la importancia que merecen en la industria audiovisual.”

10.2.1 Promoción del guión
Teniendo claros los principios legales que rigen y protegen el trabajo del escritor cinematográfico, y habiendo realizado el registro de derechos de autor de su obra, el guionista puede promover el guión buscando información en  asociaciones escritores y guionistas, en torno a iniciativas y políticas de promoción de la obra de sus agremiados, a través de agencias especializadas en “promocionar y gestionar el oficio del intelectual cinematográfico, y brindarle rentabilidad y seguridad, a través de una negociación en la que se vean beneficiados autor y director en la colocación de su obra, y el productor en el acceso a tales obras” (HRB & Asociados); o bien a través de concursos de guión convocados por festivales de cine, universidades o entidades nacionales de fomento a la cinematografía.


10.2.2 Productores
Otra alternativa es buscar una casa productora, por ejemplo en el Directorio de Productoras Latinoamericanas en el Portal del Cine y el Audiovisual Latinoamericano y Caribeño, de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, y luego someter a su consideración la obra del escritor. Y aunque no exista un mercado fuerte de producción de cortometraje en prácticamente toda Ibero América, la cantidad de cortometrajes inscritos a concurso en festivales alrededor del mundo son prueba de que es factible producirlos y en ese sentido, Sergio Tovar Velarde (citado por Fiesco, 2009) señala que “Es mucho más fácil conseguir apoyo y financiamiento para un trabajo que dure poco que para uno largo, y por eso ha sido la escuela para muchos, el lugar donde puedes hacer prácticas, aprender el oficio, desarrollar  una técnica cinematográfica, etc.”

Finalmente, es importante que el guionista sea como artista un gestor activo de su propio trabajo, pues como señala Kevin Everson (citado por Munroe, 2009): “Yo creo que como artista y ciudadano del mundo, es tu responsabilidad producir continuamente. Y no soy un doctor, pero mi forma de curar a la  gente es a través del entretenimiento, del arte y la cultura, por ello siento que es mi responsabilidad para con mi familia, la humanidad y el planeta segur haciendo cosas, seguir creando. Y la gente siempre me pregunta, si voy a transformar mi corto en un largo y yo respondo que no, que así como está es una pieza de arte.”



Referencias
Last modified: Monday, 21 May 2012, 8:26 AM